Síndrome coronario agudo: el tratamiento hipolipemiante intensivo es preferible al tratamiento estándar

La terapia con estatinas, fármacos hipolipemiantes, es capaz de reducir el riesgo de eventos cardiovasculares, pero el nivel óptimo de reducción del colesterol LDL no está bien definido.

Un estudio, en el que participaron 4162 pacientes hospitalizados por síndrome coronario agudo, comparó dos enfoques: uno estándar (pravastatina/40 mg/día/pravachol) y uno agresivo (atorvastatina 80 mg/día/Lipitor).

El criterio principal de valoración fue la mortalidad por todas las causas, infarto de miocardio, angina inestable que requería rehospitalización, revascularización (realizada al menos 30 días después de la aleatorización), accidente cerebrovascular.

El período de observación (seguimiento) fue una media de 24 meses.

El tratamiento con pravastatina produjo niveles medios de C-LDL de 95 mg por decilitro (2,46 mmol por litro) frente a 62 mg/dl (1,60 mmol por litro) en los pacientes tratados con atorvastatina (p<0,001). A los 2 años hubo una reducción del 16 % en el cociente de riesgos instantáneos a favor de la atorvastatina (p = 0,005). Las conclusiones de este estudio indican que el tratamiento intensivo con estatinas produce una mayor protección frente a eventos cardiovasculares y mortalidad global que un régimen estándar en pacientes con síndrome coronario agudo. ( )
Cannon CP et al, The New England Journal of Medicine, versión anticipada 8 de marzo de 2004

2004