Los primeros resultados de la denervación renal en la hipertensión resistente leve son prometedores

Un estudio piloto ha demostrado que la denervación renal cateterizada puede ser un tratamiento seguro y eficaz para pacientes con hipertensión levemente resistente, similar a las observaciones en pacientes con hipertensión severa resistente al tratamiento.

El estudio prospectivo involucró a 20 pacientes (edad media 60,6 años; 45% mujeres) con presión arterial sistólica ambulatoria de 140 a 160 mmHg, con una media de 5,4 medicamentos antihipertensivos.

Los pacientes se sometieron a denervación simpática renal mediante un catéter (Simplicity) y se realizaron evaluaciones clínicas al inicio del estudio, a los 3 y 6 meses.

Los investigadores informaron el éxito del procedimiento en todos los pacientes y ningún evento adverso grave relacionado con el procedimiento o el dispositivo.

La presión arterial basal fue de 148,4/83 mmHg, y disminuyó 5,7/0,6 mmHg a los 3 meses (P=0,2) y 13,1/5 mmHg a los 6 meses (P<0,01). Cuando se comparó el valor inicial con el seguimiento de 6 meses, hubo una reducción en la presión arterial media de 24 horas de 11,3/4,1 mmHg (P<0,01). Además, 4 pacientes pudieron reducir gradualmente los medicamentos antihipertensivos antes de la visita de los 3 meses. () Fuente: Cateterismo e Intervenciones Cardiovasculares, 2013
2013