Los bloqueadores de los receptores de angiotensina asociados con un mayor riesgo de suicidio

Un estudio encontró que los pacientes tratados con bloqueadores de los receptores de angiotensina (sartán) tenían un mayor riesgo de suicidio en comparación con los tratados con inhibidores de la ECA.

Analizamos datos de 964 pacientes (80 % hombres) de 66 años o más que fallecieron por suicidio dentro de los 100 días posteriores a la prescripción de un inhibidor de la ECA o un ARB.
Estos pacientes fueron emparejados por sexo, edad y diagnóstico previo de diabetes mellitus e hipertensión con hasta cuatro controles, para un total de 3856 sujetos control (80% hombres).
Los controles también habían estado expuestos a un inhibidor de la ECA o ARB dentro de los 100 días posteriores a la fecha índice, definida como la fecha de la muerte.

La edad media de los pacientes y controles fue de 76 años.

De los pacientes que fallecieron por suicidio, el 26% había estado expuesto a sartanes y el 18,4% a un inhibidor de la ECA.
Por el contrario, el 74 % de los controles habían estado expuestos a BRA y el 81,6 % a inhibidores de la ECA.

La exposición a los ARB se relacionó con un mayor riesgo de muerte por suicidio en comparación con la exposición a los inhibidores de la ECA (odds ratio, OR ajustado = 1,63; IC del 95 %, 1,33-2).
Los resultados fueron consistentes cuando se excluyó a los pacientes con antecedentes de autolesiones en un análisis de sensibilidad (OR = 1,6; IC del 95 %, 1,29-1,98).

Se desconocen los mecanismos subyacentes a los riesgos diferenciales de suicidio entre los bloqueadores de los receptores de angiotensina y los inhibidores de la ECA.
Los niveles más altos de angiotensina II pueden aumentar los niveles de la sustancia P, lo que a su vez puede promover el estrés y la ansiedad.
De manera similar, los estudios en modelos animales han encontrado que la angiotensina II induce pánico y estrés cuando se inyecta en estructuras cerebrales sensibles al estrés, como el hipotálamo dorsomedial y la amígdala.
Sin embargo, dado que estos efectos fueron reversibles después del bloqueo del receptor de angiotensina II tipo 1 con un ARB, es poco probable que este sea el mecanismo que asocia estos fármacos con el suicidio. ()

Fuente: JAMA Network Open, 2019

2019 Psique2019