Las indicaciones del estudio PEACE: muchos pacientes con enfermedad arterial coronaria no necesitan inhibidores de la ECA

Un estudio, patrocinado por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI), ha demostrado que no todos los pacientes con enfermedades cardíacas se benefician del tratamiento con inhibidores de la ECA.

Los resultados del estudio Prevención de eventos con inhibición de la enzima convertidora de angiotensina (PEACE) se presentaron en las sesiones científicas de la Asociación Americana del Corazón (AHA) en Nueva Orleans.

Los inhibidores de la ACE están indicados principalmente en el tratamiento de la hipertensión.
Los estudios clínicos han demostrado que los inhibidores de la ECA mejoran la supervivencia y reducen el riesgo de infarto de miocardio en pacientes con insuficiencia cardíaca.
Además, en algunos pacientes con disfunción ventricular de moderada a grave, los inhibidores de la ECA previenen la insuficiencia cardíaca.

Si bien se ha demostrado que los inhibidores de la ECA benefician a los pacientes con insuficiencia cardíaca, aún no está claro qué pacientes con enfermedad de las arterias coronarias podrían beneficiarse de estos medicamentos.

El estudio PEACE demostró que muchos pacientes con arteriopatía coronaria y buen funcionamiento cardíaco que han recibido tratamiento intensivo, incluida la revascularización, para el infarto de miocardio y que están tomando medicamentos para reducir los lípidos pueden no necesitar inhibidores de la ECA.

Participaron en el estudio un total de 8.300 pacientes sin signos de insuficiencia cardíaca y con una función ventricular izquierda normal o casi normal (FE superior al 40%).

La edad media de los participantes al inicio del estudio era de 64 años.

El estudio se realizó en 180 centros de Estados Unidos, Canadá, Puerto Rico e Italia.

El 70 % de los participantes tomaban medicamentos para reducir los lípidos y el 72 % se había sometido a una revascularización coronaria.

Los pacientes fueron asignados al azar a trandolapril (Topten/Mavik) 4 mg/día o placebo.

Durante los 4,8 años de seguimiento se observó una incidencia similar de mortalidad cardiovascular, infarto de miocardio o necesidad de revascularización en ambos grupos.

Los resultados no cambiaron después del ajuste por edad, género o antecedentes de infarto de miocardio, TIA, diabetes o colesterol plasmático alto.

Aunque trandolapril redujo la presión arterial en un promedio de 4,4 mmHg, esta reducción no tuvo efecto en el resultado de los pacientes.

Los resultados del estudio PEACE demostraron que muchos pacientes con enfermedad arterial coronaria y buen funcionamiento cardíaco no requieren inhibidores de la ECA.

Los inhibidores de la ACE continúan recomendándose en pacientes con insuficiencia cardíaca o disfunción ventricular. ( )

Fuente: Institutos Nacionales de Salud, 2004

2004