Las células madre reparan el miocardio dañado

Las células madre pueden reemplazar a los cardiomiocitos de mamíferos adultos, pero no ejercen efectos de renovación significativos en las células miocárdicas durante el proceso normal de envejecimiento.

El estudio fue coordinado por investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard en Cambridge, Estados Unidos, y utilizó ratones transgénicos.

El tratamiento de ratones con un inductor químico, 4-hidroxi-tamoxifeno, promovió la expresión de la proteína verde fluorescente (GFP), en promedio, en el 83 % de los cardiomiocitos.

Se observó que los ratones que habían sufrido daño cardíaco experimental mostraron una reducción en los cardiomiocitos que expresaban GFP en el transcurso de 1 año.

Por el contrario, la proporción de cardiomiocitos GFP+ no cambió significativamente durante el período de envejecimiento normal.

Esto indica que las células madre o células precursoras se activan en condiciones patológicas (reemplazo de cardiomiocitos dañados), mientras que no en procesos fisiológicos.

De hecho, los porcentajes de cardiomiocitos GFP+ descendieron del 82,8% de los ratones control al 67,5% en las zonas circundantes al infarto de miocardio y al 75,7% en los corazones sometidos a sobrecarga de presión. ( )

Fuente: Medicina Natural, 2007

cardio2007