La trombólisis antes de la ICP puede aumentar la mortalidad y el reinfarto

La intervención coronaria percutánea (PCI) facilitada no mejora el resultado en pacientes con infarto de miocardio con elevación del segmento ST (STEMI), pero puede resultar perjudicial.
Dos estudios clínicos han llegado a esta conclusión.

En el primer estudio, se realizó una revisión de 17 ensayos clínicos aleatorios en los que participaron 2237 pacientes que recibieron PCI facilitada y 2267 que solo recibieron PCI primaria.
La PCI facilitada produjo inicialmente un aumento del flujo coronario, pero el flujo coronario final fue similar entre los dos grupos.

Además, encontramos que la ICP facilitada se asoció con una mayor incidencia de mortalidad, reinfarto no fatal, revascularización urgente del vaso diana y una mayor tasa de hemorragia mayor.

El segundo estudio, el estudio PCI ASSENT-4, fue detenido por la Junta de Supervisión de Datos y Seguridad debido al aumento de la mortalidad hospitalaria en el grupo de tenecteplasa (Metalyse/TNKase) (6 % frente al 3 %) en comparación con PCI sola.

El criterio principal de valoración, una combinación de muerte, insuficiencia cardíaca o shock dentro de los 90 días, se logró en el 19 % de los casos en el grupo de PCI facilitada y en el 13 % de los casos en el grupo de PCI primaria (Xagena 2006).

Fuente: The Lancet, 2006

2006