La enoxaparina es más eficaz que la heparina no fraccionada en pacientes con infarto de miocardio sometidos a ICP tras fibrinólisis

La enoxaparina (Lovenox/Clexane) es más eficaz que la heparina no fraccionada para prevenir la formación de trombos en pacientes con infarto de miocardio que se someten a una intervención coronaria percutánea (PCI) después de la terapia fibrinolítica.

Estas son las conclusiones del análisis de un subgrupo de pacientes incluidos en el estudio PCI ExTRACT-TIMI 25 (Enoxaparin and Thrombosis Reperfusion for Acute Myocardial Infarction Treatment).

El estudio PCI ExTRACT inscribió a 20 479 pacientes durante 2002-2005.
Los pacientes fueron tratados con terapia fibrinolítica y con enoxaparina o heparina no fraccionada.
Un total de 4.676 pacientes, después de la terapia fibrinolítica, se sometieron a una intervención de ICP.

Entre los pacientes que recibieron enoxaparina, la incidencia de infarto de miocardio recurrente o muerte a los 30 días fue del 10,7 % frente al 13,8 % entre los pacientes que recibieron heparina no fraccionada.
Esto refleja una reducción del riesgo relativo del 23%.

Además, se observaron menos accidentes cerebrovasculares a los 30 días entre los pacientes tratados con enoxaparina (0,3 % frente a 0,9 %; p = 0,006).

No hubo diferencias significativas en la incidencia de sangrado, incluida la hemorragia intracraneal. ( )

2006