La acetilcisteína previene el daño renal tras la angiografía coronaria

Un estudio ha demostrado que el uso profiláctico de N-acetilcisteína, también conocida como NAC (principio activo de Fluimucil), previene la reducción de la función renal después de la angiografía coronaria.

Ya se había demostrado que NAC produce beneficios clínicos en la prevención de la nefropatía inducida por contraste (N Engl J Med 2000;343:180-184) cuando se administra 24 horas antes y después de la tomografía computarizada.
El estudio, presentado en la 51.ª Sesión Científica Anual del Colegio Estadounidense de Cardiología, examinó los beneficios potenciales de la NAC administrada por vía oral en la prevención de la disfunción renal en pacientes sometidos a cateterismo cardíaco.

Un total de 55 pacientes antes y después del cateterismo cardíaco recibieron 3 dosis orales de NAC. El estudio contó con un grupo de control. Al inicio del estudio, los pacientes del grupo de NAC y del grupo de placebo tenían niveles de creatinina sérica de 1,21 mg/dl o más.

A las 48 horas en el grupo NAC hubo una reducción de los valores de creatinina de 0,4 (+/- 0,3) frente a + 0,1 (+/- 0,3) mg/dL en el grupo placebo (p menor a 0,001).

El beneficio producido por NAC fue mayor en pacientes que tenían niveles de creatinina sérica superiores a 2 mg/dl al inicio del estudio. ( )

Fuente: Colegio Americano de Cardiología, 2002