JNC7: las nuevas directrices estadounidenses sobre hipertensión

El Séptimo Informe del Comité Nacional Conjunto sobre Prevención, Detección, Evaluación y Tratamiento de la Presión Arterial Alta proporciona nuevas pautas sobre la hipertensión.

1) En personas mayores de 50 años, la presión arterial sistólica superior a 140 mmHg representa un importante factor de riesgo cardiovascular, superior al valor de la presión arterial diastólica.

2) El riesgo cardiovascular, que ya empieza en 115/75 mmHg, se duplica con cada incremento de 20/10 mmHg.

3) Las personas con una presión arterial sistólica entre 120 y 139 mmHg o una presión arterial diastólica entre 80 y 89 mmHg deben considerarse prehipertensas y necesitan cambios en el estilo de vida para prevenir enfermedades cardiovasculares.

4) Los diuréticos tiazídicos deben usarse para tratar la hipertensión en estadio 1 (140-159 / 90-99 mmHg), posiblemente asociados con medicamentos de otras clases, si no se logra el objetivo terapéutico.

5) La mayoría de los pacientes con hipertensión en etapa 2 (por encima de 160/100 mmHg) pueden requerir 2 o más medicamentos para lograr una presión arterial óptima (<140/90 mmHg o <130/80 mmHg para pacientes con diabetes o enfermedad renal crónica). 6) Si la presión arterial está 20/10 mmHg por encima de la presión óptima, se debe considerar el tratamiento con 2 fármacos, uno de los cuales debe ser un diurético tiazídico. La motivación del paciente es un factor clave en el éxito de la terapia antihipertensiva. ( ) Chobanian AV et al, JAMA 2003; 289:2560-2571