Incidencia e implicaciones pronósticas de la insuficiencia renal aguda tras intervención coronaria percutánea

La insuficiencia renal aguda puede desarrollarse en pacientes sometidos a una intervención coronaria percutánea (ICP).
Un análisis retrospectivo del Registro de la Clínica Mayo buscó determinar la incidencia, los factores de riesgo y las implicaciones pronósticas de la insuficiencia renal aguda, definida como un aumento de la creatinina plasmática superior a 0,5 mg/dL desde el inicio después de la ICP.
De 7586 pacientes, 254 (3,3%) experimentaron insuficiencia renal aguda. Entre los pacientes con niveles basales de creatinina plasmática inferiores a 2, el riesgo de insuficiencia renal fue mayor solo en los pacientes con diabetes, mientras que con valores superiores a 2 todos los pacientes tenían riesgo de insuficiencia renal aguda. En el análisis multivariante, la insuficiencia renal aguda se asoció con la creatinina plasmática basal, el infarto agudo de miocardio, el shock y el volumen de medio de contraste administrado.
El 22% de los pacientes con insuficiencia renal aguda fallecieron durante la hospitalización frente al 1,4% de los pacientes sin insuficiencia renal aguda (p < 0,0001).
Entre los que experimentaron insuficiencia renal aguda y sobrevivieron, las tasas de mortalidad a 1 y 5 años fueron del 12,1 % y el 44,6 %, respectivamente.
Este valor superó la incidencia de mortalidad en un 3,7% y en un 14,5% en pacientes sin insuficiencia renal aguda (p < 0,0001).
Los pacientes con diabetes y niveles basales de creatinina en plasma por debajo de 2 mg/dl tienen un riesgo mayor que los pacientes sin diabetes, mientras que todos los pacientes con creatinina por encima de 2 tienen un riesgo alto de insuficiencia renal aguda. La insuficiencia renal aguda estuvo estrechamente relacionada con la muerte durante la hospitalización, pero también en el período posterior al alta. ( )

Rihal CS et al, Circulación 2002; 105:2259-2264