Hipertensión arterial: uso perioperatorio de betabloqueantes asociado a complicaciones cardiovasculares tras cirugía no cardiaca

Un gran estudio observacional mostró que los pacientes con presión arterial alta que toman betabloqueantes tienen tasas más altas de complicaciones cardiovasculares después de una cirugía no cardíaca.

Investigadores daneses analizaron datos de más de 55.000 pacientes con hipertensión que estaban tomando al menos dos medicamentos para la presión arterial y que se sometieron a una cirugía no cardíaca.
A los 30 días, las tasas de eventos fueron significativamente más altas en los pacientes que tomaban un bloqueador beta: para eventos cardiovasculares adversos mayores, 1,32 % frente a 0,84 % (p < 0,001); para mortalidad, 1,93% versus 1,32% (p<0,001). Hubo algunas diferencias importantes entre los dos grupos, incluyendo más mujeres en el grupo de betabloqueantes. Los resultados generales siguieron siendo significativos incluso después de ajustar las diferencias entre los grupos. El estudio fue publicado en JAMA Internal Medicine. Hay tres maneras diferentes de interpretar los resultados del estudio. . Es muy posible que esto se deba a que los pacientes que toman betabloqueantes estaban más enfermos que los pacientes que toman otros medicamentos. Otra interpretación se basa en el hecho de que los betabloqueantes son fármacos antihipertensivos menos eficaces. En este caso, las complicaciones perioperatorias podrían ser el resultado de que los pacientes tengan más problemas debido a una hipertensión mal controlada. La tercera interpretación es que el sistema nervioso simpático puede jugar un papel importante en caso de que ocurra un problema durante la cirugía, porque una de las formas en que el cuerpo reacciona es aumentando la frecuencia cardíaca. La inhibición del sistema nervioso simpático con bloqueadores beta en este entorno podría ser potencialmente dañina. Según Franz Messerli de Mount Sinai en la ciudad de Nueva York (EE. UU.), el estudio proporciona una confirmación adicional de que la hipertensión no es una indicación adecuada para los betabloqueantes, especialmente para las personas mayores. () Fuente: CardioBrief, 2015 2015