Estudio PEACE: ningún beneficio de agregar un inhibidor de la ECA a la terapia estándar en pacientes con enfermedad arterial coronaria estable y función ventricular conservada

Los inhibidores de la ECA son eficaces para reducir el riesgo de insuficiencia cardíaca, infarto de miocardio y muerte por causas cardiovasculares en pacientes con disfunción sistólica del ventrículo izquierdo o insuficiencia cardíaca.

También se ha demostrado que los inhibidores de la ECA reducen las complicaciones ateroscleróticas en pacientes que tienen enfermedad vascular sin insuficiencia cardíaca.

El estudio Prevención de eventos con inhibición de la enzima convertidora de angiotensina (PEACE, por sus siglas en inglés) evaluó la hipótesis de que los pacientes con arteriopatía coronaria estable y función ventricular izquierda normal o levemente afectada podrían beneficiarse al agregar un inhibidor de la ECA a la terapia estándar.

Un total de 8290 pacientes participaron en el estudio y fueron asignados al azar para recibir trandolapril (Gopten/Mavik) 4 mg/día (n = 4158) o placebo (n = 4132).

Los pacientes tenían una edad media de 64 años, una presión arterial media de 133/78 mmHg y una fracción de eyección del ventrículo izquierdo media del 59%.

El 72 % de los pacientes se había sometido previamente a una revascularización coronaria y el 70 % tomaba medicamentos para reducir los lípidos.

El criterio principal de valoración (muerte cardiovascular, infarto de miocardio o revascularización cardíaca) se alcanzó en el 21,9 % de los pacientes tratados con trandolapril y en el 22,5 % de los pacientes tratados con placebo durante una edad de observación de 4,8 años.

Con base en estos datos, los autores creen que no hay evidencia para agregar un inhibidor de la ECA a la terapia estándar en pacientes con enfermedad arterial coronaria estable y función ventricular izquierda conservada. ( )

Fuente: The New England Journal of Medicine, 2004

2004