Estudio NAVIGATOR: Valsartán no reduce la tasa de eventos cardiovasculares, nateglinida no reduce la incidencia de diabetes

El objetivo del estudio NAVIGATOR fue evaluar el tratamiento con nateglinida, valsartán o ambos en pacientes con intolerancia a la glucosa.

Los pacientes con intolerancia a la glucosa fueron asignados al azar a nateglinida (n=4645) o placebo (n=4661) y a valsartán (n=4631) o placebo (n=4675).

Valsartán (Diovan, Tareg) se administró a dosis de 80 mg/día, aumentando a 160 mg/día a las 2 semanas; Nateglinida (Starlix) se inició con 30 mg, 3 veces al día, y se aumentó a 60 mg, 3 veces al día, después de 2 semanas.

Se recomendaron cambios en el estilo de vida a todos los pacientes: reducir el peso corporal, limitar las grasas saturadas y aumentar la actividad física.

Al inicio del estudio, los pacientes tomaban medicamentos antihipertensivos (73 %), medicamentos para reducir los lípidos (39 %) y ácido acetilsalicílico (aspirina) u otro fármaco antiplaquetario (37 %).

Para valsartán, después de un seguimiento medio de 5 años, la incidencia de diabetes fue del 33 % para el brazo activo frente al 37 % en el grupo de placebo (p<0,001).
Los eventos cardiovasculares ocurrieron en 15% en ambos brazos (p=NS).
Se produjeron eventos adversos relacionados con la hipertensión en el 42 % del grupo de valsartán frente al 36 % en el grupo de placebo (p<0,001), y la interrupción del estudio se produjo en el 12 % y el 11 %, respectivamente (p=NS). Con respecto a la nateglinida, después de un período medio de observación de 5 años, la incidencia de diabetes fue del 36 % en el grupo de nateglinida frente al 34 % en el grupo de placebo (p = 0,05).
Se produjeron eventos cardiovasculares en el 14 % del grupo de tratamiento activo frente al 15 % del grupo de placebo (p=NS).
Se produjo hipoglucemia en el 20 % del grupo de nateglinida frente al 11 % del grupo de placebo (p < 0,001); la interrupción del estudio se produjo en el 11 % y el 10 % de los pacientes, respectivamente (p = 0,23). El estudio muestra que valsartan no redujo los eventos adversos cardiovasculares a largo plazo, aunque se encontró una modesta reducción en la incidencia de diabetes.
La nateglinida, por otro lado, no redujo ni la incidencia de diabetes ni los eventos cardiovasculares, por el contrario, la nateglinida aumentó, aunque ligeramente, la incidencia de diabetes. ()

Fuente: Reunión del Colegio Americano de Cardiología, 2010

2010 Endo2010