Estudio MERCURY I: El cambio a rosuvastatina logra los objetivos de colesterol LDL recomendados por las guías

Los efectos del cambio de dosis de atorvastatina, simvastatina y pravastatina a dosis bajas de rosuvastatina en pacientes de alto riesgo se evaluaron durante un estudio clínico.

Un total de 3140 pacientes hipercolesterolémicos con arteriopatía coronaria, aterosclerosis o diabetes tipo 2 fueron asignados aleatoriamente para recibir rosuvastatina 10 mg, atorvastatina 10 o 20 mg, simvastatina 20 mg o pravastatina 40 mg durante 8 semanas.

Los pacientes podían mantener estos tratamientos durante 8 semanas adicionales o cambiar a otro tratamiento o dosis: atorvastatina 10 mg, simvastatina 20 mg y pravastatina 40 mg, a rosuvastatina 10 mg o de atorvastatina 20 mg a rosuvastatina 10 o 20 mg.

El criterio principal de valoración de la eficacia fue la proporción de pacientes que alcanzaron los objetivos de las Sociedades Europeas Conjuntas para los niveles de colesterol LDL (menos de 116 mg/dl) en la semana 16.

Se observaron mejoras significativas en el logro de los objetivos de C-LDL en los pacientes que cambiaron a 10 mg de rosuvastatina en comparación con los pacientes que continuaron con 10 mg de atorvastatina (86 % frente a 80 %), 20 mg de simvastatina (86 % frente a 72 %) y 40 mg de pravastatina (88 % frente a 80 %). % frente al 66 %) y entre los pacientes que cambiaron a rosuvastatina 20 mg frente a atorvastatina 20 mg (90 % frente al 84 %).

Este estudio demostró que cambiar a rosuvastatina (Crestor) es una estrategia eficaz para aumentar la proporción de pacientes que cumplen los objetivos recomendados por las guías internacionales para los niveles de colesterol LDL. ( )

Schuster H y otros, Am Heart J 2004; 147:705-712

2004