Estudio GLAGOV: Evolocumab añadido a estatinas induce una mayor regresión de la placa

En el estudio GLAGOV, los pacientes con enfermedad arterial coronaria tratados con el inhibidor de PCSK9 evolocumab (Repatha) agregado a un régimen basado en estatinas tuvieron mayores reducciones en los parámetros de la placa y los niveles de colesterol LDL, en comparación con aquellos que recibieron placebo junto con estatinas.

Un total de 968 pacientes con arteriopatía coronaria evaluada mediante angiografía (edad media, 60 años; 28 % mujeres; niveles medios de LDL basales, 92,5 mg/dl) de 197 centros de diferentes continentes fueron asignados al azar para recibir una inyección subcutánea una vez un mes de Evolocumab 420 mg o placebo durante 76 semanas.
Casi todos los sujetos inscritos estaban en tratamiento con estatinas.
Los criterios de inclusión incluyeron: niveles de LDL superiores a 80 mg/dL o niveles de LDL de 60-80 mg/dL en presencia de 1-3 factores de riesgo cardiovascular.

Al final del preperíodo de seguimiento, 846 pacientes tenían datos de imagen evaluables.

El resultado primario fue el cambio porcentual en el volumen del ateroma desde el inicio hasta las 78 semanas medido por ultrasonido intracoronario (IVUS).
Los resultados secundarios incluyeron el cambio en el volumen total de ateroma y la tasa de regresión de la placa en cada grupo.
También se evaluaron la seguridad y la tolerabilidad.

Los hallazgos se publicaron simultáneamente en el Journal of the American Medical Association (JAMA).

Al final del período de estudio, los niveles medios de LDL ponderados en el tiempo fueron más bajos en el grupo de evolocumab que en el grupo de placebo (36,6 mg/dl frente a 93 mg/dl; diferencia, -56,5 mg/dl; IC del 95 %, de – 59,7 a -53,4; P menor que 0,001).

El porcentaje de volumen de ateroma aumentó un 0,05 % en el grupo de placebo y disminuyó un 0,95 % en el grupo de evolocumab (diferencia, -1 %; IC del 95 %, -1,8 a -0,64; P < 0,0001). El volumen de ateroma total normalizado disminuyó 0,9 mm3 en el grupo de placebo y 5,8 mm3 en el grupo de evolocumab (diferencia -4,9 mm3; IC del 95 %, -7,3 a -2,5; P menor que 0,0001). La regresión de la placa ocurrió con más frecuencia en el grupo de evolocumab que en el grupo de placebo. Se observó una regresión del porcentaje de volumen de ateroma en el 64,3 % del grupo de evolocumab frente al 47,3 % del grupo de control (diferencia, 17 %; IC del 95 %, 10,4-23,6; P < 0,0001), mientras que se observó una regresión del volumen total de ateroma en 61,5 % del grupo evolocumab frente a 48,9 % del grupo control (diferencia, 12,5 %; IC 95 %, 5,9-19,2; p < 0,001). También se realizó un análisis exploratorio de subgrupos de pacientes que tenían LDL inicial inferior a 70 mg/dL.
En esta cohorte, el grupo de placebo tenía un valor medio de LDL antes de la dosis de 70,6 mg/dL y un nivel medio de LDL después de la dosis de 65,5 mg/dL, mientras que el grupo de evolocumab tenía un nivel medio de LDL antes de la dosis de 24 mg/dl. dL y un nivel medio de LDL posterior a la dosis de 15 mg/dL.
En este subgrupo, los pacientes asignados a evolocumab tuvieron una reducción del porcentaje de volumen de ateroma del 1,97 % (p < 0,0001) y el 81,2 % presentó regresión de la placa. Los eventos adversos clínicos fueron numéricamente más bajos en el grupo de evolocumab.
No se observaron signos de exceso de diabetes mellitus de nueva aparición, eventos neurocognitivos o mialgia. ()

Fuente: Sesiones científicas de la American Heart Association (AHA), 2016

2016 Endo2016