Estudio ASPECT: La evaluación de la resistencia a la aspirina depende de la prueba utilizada

El efecto antiagregante plaquetario del ácido acetilsalicílico (aspirina) se atribuye a la inhibición de la ciclooxigenasa-1 (COX-1).
Existe controversia en cuanto a la prevalencia de resistencia plaquetaria a la aspirina en pacientes con enfermedad arterial coronaria.

El estudio ASPECT (Efecto plaquetario inducido por aspirina) evaluó el grado de respuesta de las plaquetas a la aspirina en pacientes con enfermedad arterial coronaria y la relación entre la dosis de aspirina y la inhibición plaquetaria.

Un total de 125 pacientes ambulatorios participaron en el estudio y fueron asignados a 3 dosis diferentes de aspirina, 81, 162 y 325 mg/día durante 4 semanas para cada tratamiento.
El estudio cruzado doble duró 12 semanas.

En todas las dosis de aspirina, la función plaquetaria fue baja, como lo indica la agregación inducida por ácido araquidónico, cuantificada por la transmisión de luz.

Sin embargo, el uso de métodos que no utilizan ácido araquidónico como agonista ha mostrado mayores tasas de resistencia a la aspirina.

En la prueba PFA-100 (Platelet Function Analyzer), se encontró que 32 y 21 pacientes eran resistentes a las dosis más bajas y más altas de aspirina.

La observación de un efecto dependiente de la dosis, a pesar de la inhibición casi completa de la agregación inducida por el ácido araquidónico, nos lleva a plantear la hipótesis de que la aspirina puede ejercer propiedades antiagregantes plaquetarias también a través de una vía distinta a la de la ciclooxigenasa-1. ( )

Fuente: Circulación, 2007

2007