Diabetes mellitus tipo 2: el metanálisis mostró un riesgo significativamente mayor de infarto de miocardio después de la ingesta de rosiglitazona

Un metanálisis realizado por dos investigadores de la Clínica Cleveland, Steven E Nissen y Kathy Wolski, mostró un mayor riesgo de infarto de miocardio y muerte cardiovascular asociado con el uso de rosiglitazona (Avandia), un medicamento para la diabetes mellitus tipo 2.

Revisamos 42 ensayos clínicos que duraron al menos 24 semanas, con un total de 15 560 pacientes asignados a regímenes que incluían rosiglitazona y 12 283 sujetos de control tratados con otros medicamentos para la diabetes.

Encontramos que la rosiglitazona se asoció con un aumento estadísticamente significativo del riesgo de infarto de miocardio en comparación con el grupo de control (odds ratio, OR = 1,43).

Se observó un aumento, aunque con significación dudosa, de la mortalidad cardiovascular.

El metanálisis presentó algunas limitaciones, principalmente por la falta de fuentes originales.

Según los autores, hasta la definición del riesgo cardiovascular de la rosiglitazona, los médicos y los pacientes deben tener en cuenta los riesgos potenciales de la rosiglitazona en el tratamiento de la diabetes tipo 2.

La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos), tras la publicación online del metaanálisis, emitió una alerta respecto a la rosiglitazona, aunque, por el momento, la Agencia Federal de Control de Drogas de EE. UU. no ha tomado medidas ni las ha pedido. ()

Fuente: The New England Journal of Medicine, 2007

2007 Endo2007